Rebooting

por adastra

Bueno, va siendo hora de mover el culo. O los dedos sobre el teclado. Porque escribir con el culo es fácil, metafóricamente hablando, pero más difícil cuando entramos en el terreno de lo literal.

He contado muchas veces que abrí la primera encarnación de este blog allá por el 2005 debido a una situación personal que me tenía consumido. Escribir chorradas me ayudó en cierto modo a superar un bache muy profundo. Pues mi situación actual hace que aquel bache parezca una ligera depresión en el terreno, así que… Si en aquella ocasión me funcionó, ¿por qué no ahora?

Escribí mi última historia en este blog allá por noviembre del año pasado. Desde ese entonces han cambiado un montón de cosas. Mi vida ha tomado un rumbo que yo no podía prever, un rumbo elegido por mí, pero no por ello un rumbo menos agitado. En este tiempo han pasado muchas cosas, algunas buenas y otras malas, muy pero que muy malas. Pero dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, y aquí estoy, después de todo. He aprendido mucho, y creo que hay ciertos aspectos en los que ahora soy diferente. Claro que hay otros en los que no he cambiado en absoluto 🙂

Doy las gracias a todos los que han estado a mi lado, y que siguen a mi lado ahora. La vieja máxima que dice que sabes cuáles son tus verdaderos amigos en tiempos de dificultad ha resultado ser absolutamente cierta.

Y doy también las gracias a todos los que se pasaban de vez en cuando por aquí para comprobar si había limpiado las telarañas. Ver tal constancia en mis viejos lectores es algo que te llega dentro 😛

Así pues, allá vamos. No sé cuánto escribiré, ni cuándo, ni qué, ni cómo, aunque sí sé por qué, y, por supuesto, quién 🙂

Here we go!

Anuncios