Vaquitófilo

por adastra

Mi amiga Naranjita suele llamarme «vaquitófilo», o más cariñosamente, «vaqui» para abreviar. De todos es conocida mi afición a las vaquitas. De hecho, no nieguen que cuando ven una vaquita, piensan en mí de forma automática, así de hondo he calado en sus permeables mentes MBWHAMBWHAMBWHAMBWHAMBWHAMBWHAMBWHA.

Hubo un tiempo en que buscando «vaquita» en Google, mi blog aparecía el primero… Ah, qué tiempos aquellos.

El 28 de agosto de 2009, otra amiga, Never, me regaló esto:

Vaquitófilo

Vaquitófilo

Ella era nuestra más reciente incorporación a la Comunidad del Membrillo™, y se debatía entre denunciar a esa panda de hijos de puta en la que había caído por diversos correos que entraban directamente en la categoría de delito penal, o arrodillarse de puro agradecimiento por haber descubierto un lugar en el que se sentía como en casa xD

Después de intercambiar unos cuantos correos con nosotros, se había hecho una idea bastante aproximada del pie del que cojeaba el cabrón calvo psicótico que tupía el foro a correos absurdos y pedantes, y decidió poner en práctica sus dotes artísticas para hacerme ese regalazo 🙂

Hace unos días decidí cambiar el avatar que vengo usando desde hace años por una versión recortada de la caricatura que me hizo Nev.

Y me pregunto por qué todo el mundo me dibuja con cara de mala leche xDDDD

Anuncios