Cosas de la Madre Rusia

por adastra

Que yo disfruto de un agradable (y extremo) caso de rusofilia, es algo que no se le escapa a nadie que me conozca. Si hay dos cosas que puedan hacer que ustedes piensen en mí, son las vacas y Rusia. Y si hablamos de una vaca rusa, ya ni les cuento.

¿Saben ustedes esos anuncios de grandes almacenes que nadie nombra por no hacer publicidad pero que todo el mundo sabe que se trata de El Corte Inglés? ¿Cuando hablan de la semana temática del taparrabos, por ejemplo? Pues en la Comunidad del Membrillo™ tenemos algo parecido estos días: la semana temática de la Россия-Матушка.

Mi amigo Isra descubrió un blog que he puesto como lectura de cabecera ipso facto: Rusadas.

En dicho blog podrán comprobar cómo se hace una campaña electoral de verdad, la manía que tienen los chinos de copiar a los rusos, el concepto de creatividad aplicado a la construcción de plazas de aparcamiento, o por qué no te conviene ser un pirata si mandan a marines rusos tras tu culo.

¿Se imaginan a Rajoy con un ejército de titis con ropa ligera glosando sus virtudes?

Yo NO.

Anuncios