For Michael

por adastra

En general considero que los publicistas debieran tener un huequecito en el infierno, al lado de los spammers (Dante Alighieri consideró incluir un círculo más solo para esta gentuza) y los vecinos hijoputas que te dejan notitas pasivo-agresivas bajo la puerta.

Sin embargo, hay una cosa que distingue a los publicistas del los otros dos grupos de subhumanos: hay publicistas buenos. Es la diferencia entre tragarte un anuncio en la tele que te deja con cara de Patricio Estrella y ver una maravilla que te deja electrizado y con el orto húmedo.

Mi amigo Isra pasó ayer a la Comunidad del Membrillo™ un vídeo publicitario que me dejó todo descolocado de entrada (además, lo mandó sin un solo comentario, como debe ser). El vídeo se titula Michael. Véanlo ahora.

Joder, se me quedaron los pelos de punta. Si hubiera tenido un Kalashnikov lo hubiera sacado del armario para ir a la calle a pegar tiros al aire de puro júbilo. Pero como no tengo Kalashnikov, no empiecen a tocar los cojones llamando a la policía, que estoy muy ocupado.

FOR MICHAEL!

Anuncios