Lightroom es dios

por adastra

La frase que da título a la historia fue perpetrada hace tiempo por el inefable Kailos, todo un personaje 🙂 Y el hombre lleva razón.

Como todos ustedes saben, soy un tipo ocupado (por decir algo), así que intento que el tiempo que dedico a procesar cada foto sea el mínimo posible para obtener unos resultados decentes. Ya me gustaría a mí tener el dominio que tiene David J. Nightingale del Photoshop, pero por ahora es algo que se me escapa.

Sin embargo, cuando le coges el tranquilo al Lightroom, el programa de clasificación y revelado de Adobe, te das cuenta de que en realidad puedes obtener unos resultados muy decentes con poco esfuerzo. De hecho, muy pocas de mis fotos son procesadas en Photoshop. Solo acudo al PS cuando tengo que hacer cosas raras, como multicomposiciones, ajustes por niveles o cosas así.

Hace eones que tengo pendiente escribir una historia para mostrar un procesado simple con LR. No pretendo que sea un tutorial, sino una forma de mostrar cómo trabajo yo… Aunque eso siempre es relativo, porque proceso cada foto de forma diferente. Yo miro la foto y empiezo a toquetear cosas de forma pseudoaleatoria, hasta que acabo sacando la foto que realmente quiero.

Vamos a tomar esta foto, por ejemplo, que algunos ya habrán visto en mi fotoblog o en Flickr:

La foto original

La foto original

La foto está tal cual salió de la cámara, sin retoques. Y, por favor, no empiecen con «es que a mí me gusta así» o cosas parecidas, porque para gustos, colores (y nunca mejor dicho).

Nada más ver la foto me dije «esta será en blanco y negro». No sé, me dio el punto. Así que, lo primero que hice fue pasarla a blanco y negro a lo bestia, simplemente desaturando toda la foto. Lo malo es que la foto queda así como desangelada.

Pasamos a blanco y negro

Pasamos a blanco y negro

Cuando tengo retratos así, con el fondo tan desenfocado, y sobre todo cuando se trata de Claudia y esos dos faroles que tiene por ojos, me gusta hacer retratos en clave alta o high key. Para lograr eso tengo que darle mucho brillo a la imagen y aumentar bastante el contraste, de forma que el fondo pierda importancia (así, a grosso modo). Para lograr esto apliqué unos cuantos ajustes, simplemente moviendo algunos sliders:

  • Aumenté un pelín la exposición (+25).
  • Le di recuperación de luces altas (recovery) para que el fondo no me quedara tan quemado como la cara (79).
  • Le di un poco de luz de relleno (fill light) y potencié las zonas de sombra (blacks) para realzar los ojos y la cara (15 en ambos casos).
  • Aumenté el brillo (brightness) a lo bestia (+114). Ahí está el truco.
  • Le metí bastante contraste (contrast) para que la cara y los ojos quedaran bien diferenciados del resto (+87).
  • Esas pestañas había que sacarlas p’afuera, así que toma perfilado de bordes (clarity). Esto siempre es un riesgo, porque si te pasas, la foto queda muy dura (yo le dí +56).
  • Jugué un poco con los sliders de temperatura de color (temp) y tono de la tinta (tint). Puse la primera a 5000 ºK y la segunda a unos +36. Eso aclaró aún más la imagen.

La cosa ya se parecía bastante a lo que yo quería.

La foto casi está como a mí me gusta

La foto casi está como a mí me gusta

Para que se hagan una idea, esto es el aspecto de los controles básicos que anduve hurgando:

Procesado básico de la foto en Lightroom

Procesado básico de la foto en Lightroom

Llegado este punto me gusta toquetear un poco las curvas de tonalidad (tone curve). De esa forma puedo oscurecer o aclarar zonas específicas de la imagen (luces altas, medios tonos, etc.). En este caso, me interesaba, en general, oscurecer un poco los ojos para que se diferenciaran más del resto de la cara. Para eso bajé la curva de ajuste en dos puntos, que coincidieron con las zonas de tonalidad de sombra (shadow tones) y tonalidad oscura (dark tones). De esa forma le das un aspecto más duro a la foto.

¡Esto casi está listo!

¡Esto casi está listo!

Este es el cambio que hice.

Ajustes en la curva de tonalidad

Ajustes en la curva de tonalidad

Para finalizar siempre hago los mismos retoques:

  • Enfoco la imagen (sharpening). Para eso amplío una zona (en este caso los ojos) y muevo un poco el slider hasta que consigo la definición que quiero.
  • Aplico un… No sé cómo se dice en español. La herramienta se llama defringe, y sirve para eliminar ciertas aberraciones de la foto. Yo nunca he notado que haga un carajo, pero lo aplico por sistema xD
  • Finalmente, si la foto lo requiere (y esta me lo pedía a gritos), añado un poco de grano (grain). Me encantan las fotos con grano, sobre todo cuando son en blanco y negro.

Dejaré esta parte como ejercicio para el lector xDDD Finalmente, la foto queda así (no se nota mucho si no la amplías):

Refrescante

Refrescante

Et voilà ! Ya tenemos una foto en clave alta en apenas unos minutos, simplemente moviendo unos cuantos sliders en LR.

Está claro que no todas las fotos son así de simples. Hay otras que llevan mucho más trabajo, pero yo diría que el 80% de mis fotos llevan un procesado similar (en simplicidad).

Ya me animaré un rato de estos para poner otro procesado diferente, quizás más difícil 😛

Anuncios