Persistencia de la información

por adastra

Que los soportes de información actuales se degradan a toda leche es un hecho. Compárese el ejemplo de escritura más antigua del que se tiene noticia, los glifos de Diepkloof Rock Shelter (60.000 años de antigüedad) con la vida media de un DVD, de 30-100 años según los fabricantes. Pero como todos sabemos, los fabricantes mienten, así que te puedes encontrar con un DVD o CD guardadito en su funda que, a los 10 años, es mierda en forma de polímero. Ideal para jugar al frisbee en la playa.

Visto de esta manera, diríase que el único soporte verdaderamente apropiado para almacenar tu información sensible es la piedra. El papel se lo comen los bichos, los discos duros se estropean, las cintas magnéticas y los DVD de despolimerizan. Oh, siempre puedes intentar hacerte un DVD usando láminas finas de Cranberry glass, pero dado que hay que usar cloruro áurico en la mezcla, no creo que salga muy rentable.

Así pues, vamos a suponer que quiero guardar mis fotos en piedra, y tomemos como ejemplo las tablillas de arcilla Tărtăria, creadas más o menos en el 5.300 aC, evo arriba, evo abajo.

Como uno es un nostálgico, escojo el amuleto redondo para grabar los datos. En el amuleto se ven 12 símbolos.

Amuleto de las tabletas Tărtăria

Amuleto de las tabletas Tărtăria

Como aún queda hueco por arriba, podemos redondear suponiendo que en un amuleto de estos caben 16 símbolos. Si solo usamos dos símbolos… ¡Huy, qué casualidad! ¡Dos bytes!

Bien, esto marcha. Veamos… Mi vetusta Nikon D70s tiene 6 Mp de resolución, arrojando un tamaño medio de 5 MB por foto. Es decir, una foto tendrá 5 * 1024 * 1024 * 8 bytes, o lo que es lo mismo, 41.943.040 bytes.

Dado que en cada tablilla nos caben dos bytes, necesitaremos aproximadamente 20.971.520 tablillas para almacenar una foto.

En mi catálogo actual hay unas 50.000 fotos, más o menos, con lo cual necesitaría unas 1.048.576.000.000 tablillas para almacenar toda mi colección.

Déjenme que lo ponga en letra: un billón cuarenta y ocho mil quinientos setenta y seis millones de tablillas. Así acojona más.

El volumen de un cilindro es V=πr2h, por lo que si consideramos que cada tablilla tiene tres centímetros de radio y un centímetro de altura, una sola tablilla tendrá un volumen V=9π cm3. Es decir, el volumen total de tablillas que necesitaremos será de 29.647.787,92 m3 aproximadamente.

Para que se hagan una idea, la pirámide de Keops tiene un volumen aproximado de 2.500.000 m3, por lo que necesitaríamos 12 pirámides para meter todas las tablillas.

Y no me vengan conque eso no cabe en ningún lado. Estamos hablando de persistencia, no de volumen. Las quejas al maestro armero.

Anuncios