Acordándome de Wrarrl

por adastra

Últimamente no es que tenga los mejores días. Por diversos motivos que no vienen al caso, el color de mis pensamientos va del púrpura al negro más absoluto. Pero el que me conoce sabe que mis estados de ánimo son un poco penduleantes.

Quizás sea ese el motivo que me ha llevado esta mañana a acordarme de algo que tenía en el cajón de mi memoria y para lo cual no tengo explicación. De hecho, es pertinente preguntarse qué cojones puede llevarme a las 7 de la mañana a acordarme de un demonio extradimensional que devora almas a base de convertirlas primero en gusanos xD

Cuando era joven y me dedicaba a subir y bajar cueros a todas horas, gustaba de comprar (eso cuando lograba convencer a mis padres) cómics de Conan el bárbaro. Imaginen ahora lo desinformados que pueden llegar a estar unos padres para comprarle semejantes cómics a su hijo pajillero. Pobrecicos.

Podría decirse que me inicié en la fantasía épica a través de las aventuras del perro cimmerio de negra melena y aún más negra alma. Lo cual explica muchas cosas acerca de mi psique xDDDDDD

Tengo grabados un par de cómics de La espada salvaje de Conan en la cabeza, y uno de ellos me ofreció esta mañana una imagen poderosa: un guerrero con armadura negra y casco con cimera de ¿alas esqueléticas? devorando un puñado de gusanos que son, en realidad, almas de gentuza inferior a la que sojuzga.

Con esa imagen en la cabeza me ha dado por buscar en Google «Conan gusanos almas» y he encontrado el nombre del ínclito: Wrarrl. Como para acordarse y estrecharle la mano.

Espero que esta noche se vayan a dormir con su imagen presente.

Wrarrl, el devorador de almas

Wrarrl, el devorador de almas

Eso sí, procuren no acabar en su morral.

PS No es la primera vez que hablo de Conan, ciertamente. Aquí tienen abundantes ejemplos: uno, dos, tres y cuatro.

Anuncios