Rendimiento decreciente que te toca los cojones

por adastra

Aunque no lo crean, el mundo de los videojuegos está plagado de conceptos que, de tan elevados pueden hacer que acabes vomitando, y no precisamente de puro entusiasmo. Esta frase es perfectamente inútil y me la borran.

La primera vez que leí el término «rendimiento decreciente» (diminishing returns) fue… en el World of Warcraft. Se aplica esta expresión, basada en la ley de rendimientos decrecientes de economía para expresar la disminución de la efectividad de un ataque cuando se usa de forma repetida a lo largo del tiempo. Que sí, que la primera vez resta 1.000.000 de puntos de vida, pero machote, la segunda vez solo restará 800.000, la tercera 500.000, y así hasta restar un miserable punto de vida al boss. Por pesao.

No es que tenga absolutamente nada que ver, pero esta ley me ha venido a la cabeza leyendo este artículo-batiburrillo de GamesAjare, y me ha saltado de forma automática al ver este vídeo sobre el juego VVVVVV (sí, se llama así).

Si observan el vídeo, se darán cuenta de que el jugador logra pasar la pantalla casi completa la primera vez. Pero vaya, casca al final. Bueno, vuelve a intentarlo… Y falla antes. Mucho antes. Sigue intentándolo. Y casca antes aún.

¿Cuántas veces no habré sufrido eso en mis orondas carnes? Te pasas una fase endemoniada casi al completo, y cuando ya cantas victoria, zas, hostia en todo el orto. Vuelves a intentarlo pero ahora no pasas ni de la mitad. Te tiembla el ojo. Al cabo de un rato y tras repetidos intentos en los que fallas repetidamente ese salto milimétrico que, joder, te salió como si fueras la prota de Mirror’s Edge la primera vez, ya estás gritando a la pantalla como si fuera la culpable del asesinato de toda tu familia, o algo peor. Recuerdo juegos en los que incluso tuve que dejarlo para otro día, porque cuanto más lo intentaba, peor me salía.

Así que podemos enunciar, sin perjuicio de particularizaciones, la Ley del Rendimiento (Mental) Decreciente:

Si no te pasas una parte difícil del copón de un juego a la primera, tu rendimiento decrecerá en cada intento hasta el límite de parecer espástico.

Anuncios