Dimetil etil trimetil etil etano

por adastra

Mi padre, como todos los padres desde que la primera ameba se ciscó en su descendencia al hacer gemación y encontrar el resultado demasiado díscolo, tiene un cierto repertorio de frases comunes que suelta cuando la ocasión lo requiere.

De hecho, últimamente las suelta aunque la ocasión no lo requiera ni pizquita. Pero en eso consiste el encanto de los padres. Por eso le repito constantemente a Claudia y a Gabriel que los midiclorianos son los padres.

Una de esas cosas que tenía en su repertorio era el ristrajo que les he soltado en el título. Ya me dirán ustedes qué necesidad tenía un carpintero de soltarle a su hijo de ocho años una fórmula de química orgánica que provocaba un stack overflow sin tirada de salvación. Ganas de tocar los cojones na más.

El caso es que he tirado de Google, porque como todos ustedes saben, Google killed the grandma star, a ver si suena la flauta en forma de flujo de bytes, pero nada. Tengo la impresión de que mi padre estaba un poco extasiado y seguramente se dejó llevar por el entusiasmo al leer de forma recurrente la palabra «trinitrotolueno» en los manuales de la T.I.A. Menos mal que a Ibáñez no le dio por usar el término 2,4,6-trinitro-1-metilbenceno, ya puestos.

¿Algún químico en la sala, por favor? Es más, is anyone there?

Anuncios