Am3rica, 3ngland, Franc3, G3rmany

por adastra

Lo más probable es que más de uno de ustedes (hay que joderse, hablo como si ya tuviera lectores) haya cogido el Kalashnikov que tiene junto a su pierna al ver el título, para pegar unos cuantos tiros al aire y desear con toda su alma que le regalen un traje de buzo y peregrinar hasta donde quiera que esté aguarrado (porque no tiene sentido decir «enterrado» cuando hablamos de la mar océana, ¿no?) el conspicuo Bin Laden.

Sí, amigos y vecinos, Infinity Ward Treyarch Sledgehammer Studios la ha vuelto a liar. Aunque esa frase es un pelín incorrecta, porque este es el primer juego de la serie que hace ese estudio. Dejémoslo así.

Yo tengo en mi juegoteca el Call of Duty: Modern Warfare y el Call of Duty: Modern Warfare 2. Mentiría si dijera que no disfruté con ambos. De hecho, disfruté como un puto enano. Mi corazoncito de invasor de países con serios problemas estructurales estaba exultante de puro júbilo pegando tiros.

Pero no me negarán que el precio del juego es un robo a mano armada si no eres una puta del multijugador. Como es mi caso.

No me distingo precisamente por tener unas habilidades sociales muy afiladas, cosa que debería hacer que me sintiera cómodo reventando las caras de tíos que viven en Omsk y a los cuales no conozco de nada usando un RPG. Sin embargo, siempre he sido un gamer de tipo autista. Disfruto con los juegos para mí solito, y disfruto dobleplusbueno (vayan acostumbrándose a la neolengua, por cierto) con una buena campaña, que sea tan realista que al final de una partida note cómo mi camisa no me cabe por el abultamiento de los músculos en general y del pene en particular.

Me gustaron las campañas del CoD:MW y del CoD:MW2 (más la del primero quizás), pero me parecieron cortas. Muy cortas. Sangrantemente cortas para juegos que salieron rozando los 60 euros, y que aún hoy, después de cuatro y dos años, respectivamente, siguen teniendo precios absurdos (ya hablaré de eso en otro momento). Creo que el primero me duró seis horas y el segundo cinco. No les digo nä y les digo tö.

En esa tesitura, ya había decidido no comprar el Call of Duty: Modern Warfare 3, porque así no hay manera de rentabilizar la inversión.

Hasta que he visto el trailer de lanzamiento. Me cago en dios.

Es inevitable. Infinity Ward Treyarch Sledgehammer Studios tiene mi alma y mi dinero. Solo rezo para que, con tanta ciudad por destruir alegremente, no les quede más remedio que hacer una campaña individual más larga que las que se han hecho hasta la fecha.

Anuncios